fbpx

10 dietas saludables en el mundo

A veces nos obsesionamos con la idea de que tenemos que perder los «kilos de más» que acumulamos en vacaciones o que simplemente tenemos que «mantenernos en forma». ¿Pero de qué «forma» estamos hablando? ¿Y según quién sería la adecuada?

Partamos de la base de que una dieta no debe verse como un periodo de restricciones que dura unas semanas o meses, sino como un estilo de vida que debemos seguir para siempre y que contribuye a nuestro bienestar (físico y mental).

Asì que deja de preocuparte, porque siguiendo una dieta equilibrada y sana, que aporte a tu cuerpo los nutrientes adecuados, no tendrás que renunciar a ningún alimento ni sufrir el hambre por las dietas estrambóticas que se encuentran en la red.

De hecho, si bien es cierto que para adelgazar hay que hacer algunas restricciones y eliminar algunos de nuestros alimentos favoritos (y si el tuyo es un caso de sobrepeso, siempre es mejor consultar a un nutricionista experimentado para que te guíe por el camino de la recomposición corporal), ¡también es verdad que no hace falta matarse de hambre para estar sano!

Las dietas perfectas para la salud

Como es cada vez más habitual escuchar por los expertos, basta con seguir algunos trucos y prestar atención a la distribución de macronutrientes en nuestra ingesta calórica diaria para estar realmente sanos. Dicho esto, es obvio que te pregunts, pero ¿cuáles son las mejores dietas para seguir a lo largo de nuestra vida?

Es una pregunta que me he hecho a menudo, así que me puse manos a la obra y empecé a hacer algunas investigaciones, a escala internacional, sobre el tema.

Como ya sabrán, soy una viajera curiosa y mí objetivo es enriquecerme aprendiendo de otras culturas, en algunos aspectos diferentes de la mía. Por ello, he elaborado una breve lista de las dietas más populares y saludables en todo el mundo.

La siguiente clasificación tiene una finalidad meramente informativa y no pretende, en ningún momento, sustituir la opinión de figuras profesionales como un médico, un nutricionista o un dietista.

1. Dieta mediterránea

¡Claro que sí! Nuestra querida dieta mediterránea, patrimonio inmaterial de la humanidad, ocupa un lugar central. Sana y equilibrada, presenta un régimen calórico que nos anima a comer un poco de todo sin prescindir nunca del aceite de oliva virgen extra, rico en vitamina E, vitamina D y polifenoles, que tienen propiedades antioxidantes (una panacea para nuestra piel, como puedes leer en este artículo).

2. Dieta Dash

La dieta Dash (Dietary Approaches to Stop Hypertension: Enfoques Dietéticos para Detener la Hipertensión) es la dieta flexible para quienes desean cuidar su corazón y su tensión arterial reduciendo el consumo de sodio. Fue desarrollada en Estados Unidos en los años 90 por el «National Heart, Lung, and Blood Institute», organismo que se ocupa de la salud del corazón, los pulmones y la sangre.

3. Dieta nórdica

Desde el norte de Europa se nos ofrece un modelo de alimentación saludable basado en el consumo de alimentos típicos de países como Noruega, Dinamarca, Finlandia, Suecia e Islandia. Promueve el consumo de alimentos de temporada y locales y se basa en alimentos como cereales integrales; frutas y bayas; verduras, especialmente tubérculos (por ejemplo, patatas y zanahorias); pescados grasos como el salmón, la caballa y el arenque; legumbres; y productos lácteos bajos en grasa como el yogur skyr. Su principal objetivo es reducir la cantidad de lípidos ingeridos y disminuir la producción de insulina.

4. Dieta de Okinawa

Nos llegan también pautas a seguir procedentes del continente asiático, como la dieta de Okinawa, que tiene su origen en la cultura milenaria de Japón. Dieta hipocalórica, esta dieta típica de pescadores recomienda el consumo de fruta, verdura (sobre todo boniatos y calabaza) y tofu.

5. Dieta de la zona

Introducido en Italia por el múltiple campeón europeo Eddy Ottoz, quien -en sus andanzas por el mundo- había dado con este extraordinario método que pretende reducir al máximo la ingesta de hidratos de carbono para equilibrar el consumo de todos los nutrientes que el organismo necesita, principalmente proteínas. De hecho, se basa en la regla 40-30-30: es decir, en un equilibrio preciso entre macronutrientes, según el cual en todas las comidas el 40% de las calorías proceden de los hidratos de carbono, el 30% de las proteínas y el 30% de las grasas.

6. Dieta disociada

De vuelta a Estados Unidos, en 1991 el Dr. William Howard presentó al mundo su dieta disociada. Recomendó dejar al menos cuatro horas entre cada comida, disminuir el consumo de grasas, proteínas y almidón y comer como alternativa una mezcla de verduras y frutas. Esta dieta se basaba en el supuesto de que algunos alimentos requerían un entorno de pH ácido para ser digeridos, mientras que otros requerían un pH básico (o alcalino). Por lo tanto, la regla básica a seguir es no combinar alimentos pertenecientes a los dos grupos diferentes en la misma comida.

7. Dieta francesa

Esta dieta se basa en alimentos locales y de temporada e incluye una gran variedad de ingredientes. El secreto de los franceses está en las porciones pequeñas. Aunque consumen alimentos especialmente cargados de grasas saturadas, como el queso y la carne, lo hacen en pequeñas dosis diarias, equilibrando así la cantidad de nutrientes.

8. Dieta africana

¿Te gusta comer a menudo? Entonces, ¡la dieta africana es para ti! De hecho, esta dieta recomienda dividir los alimentos en comidas pequeñas para evitar la fatiga durante la digestión y no almacenar sustancias grasas.

9. Dieta del grupo sanguíneo

Dieta muy debatida en el mundo científico. Lo que hay que comer, en este caso, depende del grupo sanguíneo de cada uno. El grupo 0 debe evitar el trigo, y el grupo A, los productos lácteos. Los del grupo B deben preferir los productos lácteos y los cereales y, por último, el grupo AB se abre camino con una dieta equilibrada y variada.

10. Dieta proteica

Con esta dieta, como su nombre indica, adiós a los hidratos de carbono y bienvenida la proteína para estimular el metabolismo y quemar calorías al máximo. Es la receta ganadora para perder peso sin comprometer la masa muscular (especialmente sugerido para aquellos que hacen mucho deporte y quieren conseguir resultados específicos). No es exactamente «sostenible» durante toda nuestra vida, pero todo depende de cuáles sean tus metas y objetivos físicos.

Para concluir...

El mundo de las dietas es amplio. Todas las dietas tienen algo que ofrecer a nuestro organismo, lo importante es no dejarse llevar demasiado.

Este artículo no pretende sustituir ningún consejo médico, simplemente es una recopilación de lo que me han parecido los estilos alimentarios mundiales más interesantes. Si tienes problemas de salud o la necesidad de perder peso, recuerda que debes realizar las investigaciones oportunas y, sobre todo, acudir a un especialista médico.

 

Si te gustó este artículo, ¡compártelo con tus amigos!

Quizás te interese...

Suscríbete a la newsletter 🙂

Sígueme en Instagram

¿Qué más pues? 🇨🇴

Por fin, otro de mis sueños que hago realidad ✨️
Y tengo un par de canciones más en la recámara 😜😜

Stay tuned🫶🏼

*****

#eatravelove #myfriendin #medellincolombia💛💙❤️ #viajarsolaengrupo #viajaresvivirdosveces #itsmylife #colombiatravel #bloggerlife
91 4
OT: Exactamente ¿es esto que pensáis cuando me decís que que bien vivo? 🤣

Pues ojalá tuviera la varita mágica para terminar con todo el trabajo que tengo en el día a día 🫠✨️

Si a tí también por lo menos una vez en la vida te han dicho "que bien vives" o "de mayor quiero ser tú" (basándose en lo que compartes en tus stories), comenta con un ❤️

No estás sol@ 🫶🏼🤣

*******

#eatravelove #offtopic #mividaloca #contentcreators #lifestyle #mujeresemprendedoras
114 17

Últimos artículos